Una serie de actividades se efectuaron en el día de hoy, con motivo de haberse llevado a su tierra las cenizas del poeta y Premio Nacional de Literatura Juvencio Valle, nombre con el que se hizo conocido cuando comenzó su labor literaria allá por los años veinte del siglo pasado.

Juvencio Valle era el seudónimo de Gilberto Concha Riffo y como tal se le conoció en las letras de nuestro país. Nacido en el poblado de Villa Almagro el 6 de noviembre de 1900 (lugar contiguo a Nueva imperial), conoció en sus días de infancia al poeta Pablo Neruda cuando estudiaba en el liceo de Temuco. Desde aquellos años comienza su inquietud por la poesía, inquietud que se plasmará en publicaciones de un diario local, el mismo que el año 1929 le publicará su primer libro: “La Flauta del Hombre Pan” con un modesto tiraje de 150 ejemplares, los que le permiten darse a conocer al público lector de la época.

Su vida literaria fue intensa, lo que permitió que el año 1966 se le concediera el Premio Nacional de Literatura.

El vate falleció en Santiago el año 1999, lugar desde el que se trajeron sus cenizas para su último descanso en el cementerio local. Esta situación dio lugar a la realización de varias actividades con la participación de sus hijos y familiares, quienes hicieron posible que Imperial fuera el lugar de descanso del gran poeta imperialino.

Con el aporte del municipio local encabezado por su Alcalde Manuel Salas Trautmann, la colaboración de algunas instituciones como la agrupación literaria Juvencio Valle, Poesía Estacional, colegios y vecinos en general, se materializaron una serie de concursos que permitieron a los alumnos y vecinos participar de esta verdadera fiesta de la cultura que culminó en el teatro municipal, donde se premió a los mejores trabajos literarios alusivos al vate.

El municipio publicó un número especial de la revista “Riberas de Imperial”, en el que se dan a conocer algunos trabajos del poeta, con crónicas de Humberto Lagos y Omar Lara, escritas especialmente para el impreso.

Lanzamiento de libro

En la oportunidad estuvo presente el poeta y escritor Julio Gálvez Barraza, autor del libro “Juvencio Valle el Hijo del Molinero”, financiado por la Municipalidad de Nueva Imperial.

El escritor presentó personalmente su obra, destacando aspectos personales desconocidos del poeta, como los motivos de su detención durante la Guerra Civil española, lugar en el que Valle cumplía labores en la Embajada de Chile.

El libro, muy completo, denota una profunda investigación, con una extensa bibliografía de apoyo, lo que denota una acabada labor realizada por el autor, lo que permitirá que nuevas generaciones sigan conociendo de la vida de un hombre simple, tranquilo y sincero, que de las tierras de Almagro, a orillas del Cautín, logró labrarse una trayectoria creando una poesía diferente, en la que siempre estuvo presente la flora, el río, el paisaje sureño impregnado de lluvia, el barro ancestral , el surco y el trigo de estas tierras salvajes, dignas y profundas.

Tags: , ,

Comentarios

Mori y Huidobro,  presentados en Lautaro por académicos de Artes UC.

La nota que recibimos del Centro Cultural de Lautaro invitaba al lanzamiento del libro “Camilo Mori”, de los académicos de […]

Wellington Rojas y “El bosque de los vocablos”

  Libros y autores de La Frontera Casi un centenar de autores son retratados en las páginas de este libro, […]

Lautaro recuerda al gran Toqui a los 460 años de su muerte

  Municipio lautarino organizo celebración de recuerdo del  gran luchador mapuche, muerto en la batalla de Mataquito el 29 de […]

Cuentos de Lidia Cristina Lacava

  Desde Neuquén, nuestra amiga Lidia Cristina Lacava nos ha enviado este interesante material literario, que hoy damos a conocer […]

EPU ZUAM, último libro de LEONEL LIENLAF

Llueve en Temuco; la tarde cae con un leve toque de neblina, pero ello no es óbice para que en […]

Candelaria: de Zapala a Cunco en avión, hace 99 años

Por: Héctor Alarcón Carrasco del Instituto de Investigaciones Histórico Aeronáuticas de Chile   El 13 de abril de 1918 el aviador […]