«En Salsa Verde», último libro de Iván Espinoza Riesco

Cuentos de Iván Espinoza Riesco

Finalmente luego de 22 días de dormitar en las oficinas de “Correos Chile” y de haber ido casi a diario a reclamarlo, pude recibir un modesto sobre certificado conteniendo un libro que se me enviaba.

Ustedes dirán: debe haber venido de muy lejos, tal vez del extranjero; pero no. El sobre venía de Valdivia a Lautaro, que está a 192 kms., lo que significa: ineficiencia, mala gestión empresarial y una serie de otras variables que colocan a la ex empresa estatal en el último peldaño de los courier, ya que en mi caso no es primera vez que sucede. En otra oportunidad simplemente el sobre no llegó.

Vaya la explicación, porque debido a esta situación yo no pude escribir a tiempo esta crónica para mi amigo Iván Espinoza Riesco, ex suboficial de Carabineros,quien en ese sobre me enviaba su última obra “En salsa verde”,  un libro que contiene diez cuentos de corte policial en el que básicamente nos narra el diario acontecer en los cuarteles de Carabineros. Ahora me pongo al día con mi amigo valdiviano.

Este género del cuento policial y la vida de cuartel, no es nuevo. Lo iniciaron en 1923 el ex marino Bernardo Muñoz Figueroa y el subcomisario de policía Armando Romo Boza, con su libro “Cuentos y Crónicas de Marina, Ejército, Policía y Carabineros”, quienes tuvieron la cualidad de recoger muchas vivencias de la época. Trataban de emular, tal vez, la obra del capitán de Ejército Olegario Lazo Baeza, quien el año anterior había publicado sus conocidos “Cuentos Militares”.

Romo Boza tuvo una conocida trayectoria en las letras nacionales sacando a circulación una serie de libros de cuentos vinculados a la Policía y Carabineros, pero sería en los años sesenta cuando este género tendría su máxima expresión de la pluma de Armando Méndez Carrasco y Luis Rivano, quienes marcaron senda con dos novelas de opinión, contestatarias, en las que se marcaba un estilo personal, atrevido, se hurgaba en los bajos fondos y se destacaba la vida de los carabineros de la época con todas sus virtudes y bajezas, sus logros y debilidades. Me refiero a “Chicago Chico” y “Esto no es el Paraíso”.

Ambas fueron éxitos de librería, aunque la novela de Rivano fue cuestionada por la Dirección General de Carabineros, debe estar ya por su décima edición. En cambio “Chicago Chico” entre 1962 y 1968 se encumbró en 18 ediciones, habiéndose dado el lujo de sacar seis ediciones en un año.

Iván Espinoza Riesco

Iván Espinoza Riesco

Valga este mal recuento de este tipo de literatura que aparece de tarde en tarde, especialmente entre el personal de fila (suboficiales) y casi siempre con una situación de crítica hacia el oficial.

En su obra “En Salsa Verde” Espinoza Riesco no sólo mira a los oficiales con su prisma personal, sino que tiene la virtud de observar a sus propios compañeros de labores, a quienes va descubriendo con una mirada crítica, agresiva a veces, en la que quedan al desnudo las grandezas y debilidades del hombre. Un carabinero no es un ser de otro mundo, es un personaje vestido de verde que en su servicio debe demostrar, eficiencia, responsabilidad, personalidad, pero que en su vida de cuartel reacciona como cualquier ser humano y esos son los aspectos que Espinoza rescata en sus cuentos.

Como en otras de sus obras, Espinoza no rehuye la realidad y aparece en primera persona relatando los hechos. No está demás decir que la mayor parte de sus personajes existieron y muchos de los sucesos creados en sus cuentos, efectivamente acontecieron; tal vez no como él los relata, porque la literatura permite adornar situaciones para dar una visión más expresiva al lector.

Diez son los cuentos que suceden entre Aysén y Valdivia, todos ellos unidos por la acción tutelar del parche verde, alcanzando en «Tarumán», a mi juicio su mayor expresión; la vivencia entre el carabinero y el detenido, situación que se da mucho en retenes apartados en que el carabinero debe recordar que su labor es de policía y no de juez.

En general, los cuentos tienen una buena factura literaria, con situaciones difíciles de la vida policial, pero no dejando de lado aquellas que mueven a risa y que pertenecen al desarrollo de la vida diaria en cualquier cuartel.

 

Tags: , ,

Comentarios

Arturo Fernández Vial, Guardiamarina de la «Esmeralda»

“Contraalmirante y uno de los de los héroes del Combate Naval de Iquique, como Guardiamarina de entrepuente de la corbeta […]

Recuerdos del «Teatro REX», de Angol

Es posible que a través del país hayan habido varios Cine Rex, dedicados a la sensible labor de enriquecer el […]

Los Libros que Acompañaron mi Infancia

No existe cosa más emocionante que leer un libro. Sobre todo si no conocemos al autor o no tenemos antecedentes […]

Dos Aviadores Pioneros en la Antártica: Arturo Parodi y Félix Tenorio

Aquel día 15 de mayo de 1949, el edificio municipal Imperialino estaba colmado de gente. ¿Motivo? Se encontraban en la […]

El Gran Salto del «Gato Rojo», el primer Vuelo Punta Arenas – Arica sin escalas en un Monomotor

Al cumplirse 50 años de aquel vuelo Punta Arenas – Arica, de memorable recuerdo en los anales de la aviación […]

La Victoria de Kuralaba

Bajo el flamear de las banderas chilena, mapuche e italiana, símbolo del empuje tricultural que mueve desde el año 1904 […]