Aviación Centenaria en América

C uatro países celebran este año el nacimiento de su aviación.

Si hemos de ceñirnos a la historia, corresponde a los hermanos Wrigth la gloria de haber sido los primeros en horadar los cielos de América con una hélice de madera.

El avión, aún poco desarrollado en esa época, apenas era la unión de unas piezas de lona, madera y metal, pero como diría un técnico en la materia: tan armónicamente dispuestas, que en conjunto, ayudadas por un pequeño motor, permitían a un hombre elevarse algunos metros en el aire y danzar entre ráfagas de viento y nubes, que muchas veces alteraban el rumbo y daban con la humanidad de los pilotos precursores en medio del campo, generalmente con resultados fatales.

Luego de los vuelos de los Wrigth enNorteamérica (1903) y los vuelos de Santos Dumont en París (1906), se produceun auge de la aviación en Europa y más precisamente en París, lugar donde en1905 la Federación Aeronáutica Internacional (FAI), había sentado sus reales convirtiéndose en el ente fiscalizador de las actividades aeronáuticas, en un principio de globos aerostáticos y luego introduciendo normas a las actividades aéreas.

La FAI, mediante la designación de comisarios debidamente acreditados, homologó el vuelo del 14-Bis de Santos Dumont y lo consignó en sus anales como el primer vuelo en el mundo de un más pesado que el aire, situación que no aconteció con los Wrigth, que años más tarde debieron acreditar con documentos y fotos la realización de sus vuelos en EE.UU.

Luego viene el vuelo grandioso de Luis Bleriot, quien en un avión de su manufactura atraviesa el Canal de la Mancha(1909), dando un salto formidable que permite predecir el futuro del aeroplano, siendo éste el espaldarazo definitivo para que el avión comience a escribir la historia aérea.

Estos avances permiten dar nuevos giros a los constructores de aeronaves y hay más soñadores que quieren hurgar los intrincados misterios del vuelo.

Entretanto América, un poco a trasmano de todas estas actividades, sólo observa como las máquinas voladoras se pavonean por los cielos europeos, incluso pilotos criollos como Sánchez Besay Emilio Edwards vuelan y participan en diversos concursos, los peruanos Geo Chávez y Bielovucic, también conquistan logros para su patria lejana, pero será sólo en 1910 cuando el avión llegue a estas latitudes, a enseñorearse en los cielos azules de los míticos Andes.

Nuestro amigo Manuel Ruiz Romero–Español, radicado en México- en su libro Aviación Militar, nos comenta que en 1909 había en México una gran ansiedad por contar con un espectáculo aéreo con motivo del primer Centenario del inicio de la guerra que culminaría con la Independenciade ese país.

En los corrillos de prensa figuraban desde Bleriot a los hermanos Wrigth como participantes de esta fiesta nacional, hecho que nunca aconteció. Pero habría de ser el deportista mexicano Alberto Braniff, quien luego de realizar un curso de vuelo en la Ciudad Luz, encargó la compra de un avión Voisin modelo XIII, de 25 HP, el que llegó encajonado a Veracruz a fines de 1909, desde donde fue expedido vía ferrocarril a ciudad de México.

Los Braniff eran propietarios de la hacienda Balbuena, junto a la estación ferroviaria de San Lázaro. En uno de cuyos extensos potreros se construyó un hangar, donde un mecánico francés, venido expresamente con el avión, procedió al armado de la máquina aérea.

Luego de algunas pruebas que resultaron estériles, por la escasa potencia del aeroplano, talvez condicionado por la altura de ciudad de México (2340 mts. de altura SNM), y de haber realizado una mezcla de gasolina, que dio mayor potencia al minúsculo motor, el día 8 de enero de 1910, con escaso sespectadores, un tozudo y valiente Alberto Braniff lograba elevarse en suVoisin, para gloria de México y de toda Latinoamérica.

En el lugar estaba presente un reporterodel The Mexican Herald , quien se encargó de dejar registrado en el periódico los detalles de este vuelo primigenio en tierras aztecas.
Brasil

Al igual que Santos Dumont enFrancia, en su patria también hubo cerebros que se dedicaron a buscar la forma de llevar un hombre al espacio en un más pesado que el aire. Es así como en la sureña Sao Paulo tiene lugar el primer vuelo realizado en esta parte del mundo.

Un industrial francés fabricante de ladrillos y un tornero mecánico brasilero, residentes en una parcela cercana a la ciudad paulista, fueron los protagonistas del evento. Eran ellos Demetrio Sensaud de Lavaud y Lorenzo de Pellegati, quienes en sus horas libres habían construido unavión tipo Bleriot llamado “Sao Paulo”.

El 7 de enero de 1910 lograronefectuar un vuelo de prueba, llegando a una altura de 4 metros,con una extensión de 103 metros, en 6:18 segundos.

Luego de su épica conquista aérea, y de la algarabía propia de la ocasión, el avión fue exhibido en el cinePoliteama, llamando la atención de un neófito, quien adquirió la máquina aérea y días más tarde, con mucho coraje e intrepidez intentando elevarse, vino a dar con el avión al suelo falleciendo el postulante a aviador en el intento.

Allí sucumbió el Sao Paulo, luego de haber dado los primeros aleteos en los cielos brasileros.

Gran parte de los primeros aviadores eran deportistas o mecánicos vinculados a las bicicletas y a los automóviles, tal era el caso de Gastón de Almeida, que en los primeros años del siglo ya sededicaba al entonces nuevo sport del automovilismo en su amada tierra brasilera, pero aprovechando el desborde europeo de la aviación había concurrido a París, a hacerse aviador y luego dehaber tomado un curso de vuelo, regresó a su patria con un aeroplano Voisin,con el que se dice, logró elevarse sobre los cielos de Río de Janeiro el 24 de enero de 1910.

Argentina

Este país tampoco estuvo ajeno al progreso de la aviación. Con una tradición en vuelos de globos aerostáticos y un Aero-Club fundado en 1909, no podía quedarse atrás en tan importante materia.

A principios de 1910 arribaron a Buenos Aires varios aviadores extranjeros trayendo las máquinas de mayor presencia en la Francia pionera. A principios de enero llegaban el italiano Ricardo Ponzelli y el francés Enrique Bregui, ambos propietarios de aviones Voisin de 60 HP. Las autoridades locales dieron las mayores facilidades a estos conquistadores del aire, con el fin de que los porteños pudieran conocer a la brevedad las exhibiciones de la gran maravilla del siglo: el aeroplano.

El Aeroclub en comunión con la Sociedad Sportiva Argentina, resolvieron auspiciar los vuelos, permitiendo así el libre acceso del público a las exhibiciones.

Por fin en la mañana del 30 de enero, en el polígono de tiro de Campo de Mayo el avión seguido por una fila de curiosos fue puesto en línea de vuelo en la improvisada pista de aterrizaje.
En el asiento del piloto RicardoPonzelli daba las últimas instrucciones a sus ayudantes, mientras un público fervoroso esperaba el momento crucial del despegue. En ese momento el aviadorPonzelli inició el decolaje efectuando un carreteo de unos 120 metros, al final de los cuales se desprendió levemente del suelo, ganando luego los diez metros de altura. Cuando se había desplazado unos 200 metros en el aire, el aeroplano se inclinó sobre un costado y tocó tierra, produciéndose la roturadel tren de aterrizaje y de algunos parantes, sin que el piloto resultara lesionando.

Chile

Tal como lo expresáramos en el artículo “Cien años de aviación en Chile”, correspondió a Cesar Copetta la gloria de ser el primer aviador en surcar el cielo patrio al interior de la antigua chacra Valparaíso, un día 21 de agosto de 1910. Lugar donde un monolito recuerda este hecho. Este lugar corresponde a la actual comuna de Ñuñoa y el recordatorio se ubica frente a la avenida Irarrázabal.

Así fue el nacimiento de la aviación en estos cuatro países. Un amanecer tímido con tres aviones Voisin como principales actores, armatostes pesados y faltos de dinámica, los cuales muy pronto serían reemplazados por los rápidos y eficientes Bleriot y otros aviones de la época, con los cuales los primeros aviadores dieron gloria y lustre a la aviación pionera en sus respectivos países.

Bibliografía:

  • RuizRomero, Manuel. “Aviación Militar”Tall. El Universal, Ciudad de México, México 2004.
  • InstitutoCultural de Aeronáutica Brasil “HistóriaGeral da Aeronáutica Brasileira” Ed. Itatiaia Ltda., Río de Janeiro, Brasil1988.
  • Zuloaga, Angel María “La Victoria de las Alas”, Ed. Ateneo, Bs. Aires,Argentina, 1948

Tags: ,

Comentarios

“LA IGLESIA EVANGÉLICA FLOTANTE EN IMÁGENES” TOMO 1 DE HUGO QUILODRÁN JIMÉNEZ

Hace algún tiempo tomé contacto vía Internet con el suboficial de la Armada de Chile Hugo Quilodrán Jiménez, a quien […]

“DE LA CRISIS A LA VIDA VERDADERA” autor HERNÁN VIVALLO BOUTAUD

Hace pocos días hemos tenido conocimiento del lanzamiento de este libro. Su autor es un antiguo funcionario de Gendarmería que […]

Metal, la nobleza de un caballo

Conocido como «Metal», luego llamado «Abismo», este noble corcel destaca por su lealtad hasta después de la muerte de su […]

PATRIMONIO FERROVIARIO EN LA ARAUCANÍA

Por: Héctor Alarcón Carrasco.- La Araucanía es depositaria de un rico patrimonio ferroviario cuyas estaciones quedaron ancladas en sus pueblos. […]

El Combate Naval de Iquique en los Partes oficiales de los comandantes de la Covadonga y el Huáscar

21 de Mayo de 1879. hace 140 años en las costas de Iquique se trabó la batalla naval fundamental en […]

MENOS FACE, MÁS BOOK

Hace algunos días concurrí invitado a una feria del libro a Victoria. Era una más de las actividades con que […]